Salones

- Juan Manuel García Rubio

Hyundai RN30, espíritu de competición

Hyundai ha presentado el RN30 Concept en el marco del Salón del Automóvil de París, que hoy ha abierto sus puertas para la prensa. Con un aspecto alucinantemente deportivo, debajo del capó se instala un motor de 2 litros sobrealimentado por turbocompresor y con 380 caballos de potencia.

Se trata de “una máquina de carreras para demostrar el ADN deportivo de Hyundai N”. Hyundai N se lanzó en 2015 con motivo del Salón del Automóvil de Frankfurt para “materializar la idea de la marca de ofrecer un placer de conducción irresistible y apasionante de altas prestaciones”.

El prototipo N se ha desarrollado inspirándose en la competición para trasladar a todo el mundo la pasión y el disfrute del circuito. Y no parecen nada descabelladas todas estas afirmaciones de Hyundai tras ver la pinta que tiene este "aparatazo".

El Hyundai RN30 está basado también en la más reciente generación del i30 de la marca y es fruto de la estrecha colaboración de Hyundai Motorsport (HMSG), el Centro Técnico de Hyundai Motor Europa (HMETC) y la división de desarrollo de vehículos de alto rendimiento. Casi nada.

Bajo esa carrocería de competición se esconde un motor de 2 litros sobrealimentado por turbocompresor que precisamente se está desarrollando para los futuros modelos de producción N, caracterizados por un turbo más grande con el fin de conseguir un mayor empuje a plena carga. Y lo bueno, la potencia. Nada menos que 380 caballos con un par de 451 Nm. La caña, sin duda.

La carrocería ha sido ensanchada 30 mm con respecto al i30 normal para situarse en 1.950 mm. Por su parte, y como está enfocado a las mejores prestaciones y comportamiento, la altura también ha sido rebajada en lo que deben ser unos excelentes 84 mm, situándose en 1.355. Con todo ello, el centro de gravedad queda más bajo y el aplomo general debe ser enorme, por lo que la conducción deportiva está garantizada. Cuenta con tracción a las cuatro ruedas y cambio automático, además diferencial de deslizamiento limitado.

Para ahorrar peso, un aspecto vital en competición y también en la calle, el RN30 utiliza numerosos elementos realizados en plástico –en colaboración con la empresa BASF– también de alto rendimiento y completamente nuevos, en vez de CFRP o polímeros reforzados con fibra de carbono, que es lo habitual.

Según Albert Biermann, jefe de pruebas de vehículos y desarrollo de alto rendimiento de Hyundai Motor, “el RN30 representa el concepto de un coche sólido y de alto rendimiento que ofrece una conducción dinámica y deportiva. El RN30, que pronto se convertirá en nuestro primer modelo N, está inspirado por nuestra pasión para ofrecer un coche de altas prestaciones que todo el mundo pueda disfrutar sin esfuerzo…”.