Novedad

- Rafael J. Cid

Honda retoca el NSX para mejorar agilidad y confort

Logra bajar dos segundos por vuelta su tiempo en el circuito de Suzuka.

Honda ha anunciado una serie de mejoras para el NSX 2019 con la finalidad de hacerlo "más agradable en su uso diario y todavía más excitante en la conducción en pista".

Así, se han montado barras estabilizadoras de mayor tamaño, con las que se incrementa la rigidez delantera en un 26 %, y la trasera en un 19 %. Mientras, nuevos amortiguadores ofrecen una conducción y una respuesta aún más confortable en el setting más conservador del NSX, al tiempo que mantiene una configuración más rígida para la conducción a altas velocidades y en pista.

Honda también ha introducido ajustes en el software que controla la unidad de potencia, la dirección asistida, el sistema de control de estabilidad del vehículo y la amortiguación activa magnética.

Honda

El NSX 2019 también se beneficia de mejoras en su exterior. Ya está disponible el nuevo color Thermal Orange Pearlescent, con la posibilidad de incorporar pinzas de freno de color naranja a los discos de freno carbocerámicos opcionales. El acabado cromado de la parrilla superior delantera es ahora del mismo color que la carrocería, y se ha incorporado un nuevo acabado brillante en la malla en los paragolpes delanteros y traseros.

Para el interior, los clientes pueden elegir ahora entre una tapicería de cuero completamente roja, o de un vivo color azul Indigo Blue si optan por la combinación Alcantara con tapicería de cuero.

El inicio de fabricación del modelo Honda NSX 2019 da comienzo este mismo mes de agosto de 2018, y las primeras entregas están previstas para finales de año.

Como prueba de estas mejoras, el NSX 2019 ha demostrado ser dos segundos más rápido que el modelo actual en el famoso circuito de Suzuka.