Al volante

- Juan Manuel García Rubio

Honda Civic, la décima generación

Más largo, más ancho y más bajo. Así es el nuevo Civic de 5 puertas que se empieza a comercializar en marzo desde 22.140 euros. Cargado de novedades, tiene un chasis nuevos, suspensión trasera multibrazo y cambio CVT para las dos motorizaciones de 129 y 182 caballos. Muy deportivo.

Honda empieza la comercialización de la décima generación del Civic en marzo, y ya admite pedidos. Lo hemos conducido y la sensación de aplomo y excelente estabilidad aflora enseguida.

La versión de acceso a la gama cuesta 22.140 euros, y la más cara, 31.120. Solo en versión de cinco puertas porque ya no habrá carrocería coupé. Habrá un poco más adelante una de cuatro puertas, y para mitad de año, el más deportivo de todos, el Civic Type R.

Es más ancho (30 mm), largo (130 mm) y más bajo (20 mm). Junto a una línea muy deportiva, conjuga un coche con mucha personalidad. Al principio solo tendrá dos motores de gasolina, uno de 3 cilindros, 1,0 litros y 129 caballos, y otro de 4 cilindros, 1,5 litros y 182 caballos. Va de maravilla. Los diésel vendrán en unos meses, sobre mitad de año.

En el interior se gana en espacio para los ocupantes y cuatro personas pueden alojarse con bastante soltura. También gana algo de maletero con esos casi 500 litros. El puesto de conducción, debido en parte a todo eso, se ha ubicado algo más abajo –se anuncia 35 mm. menos–, con lo que la sensación de un coche deportivo se acrecienta, pero sin perder confort de marcha. Esa postura, y la disposición frente al volante, cambio y pedalier, es muy ergonómica por lo que hacerse con sus mandos, la verdad, es muy sencillo.

El chasis es más ligero –16 kilos menos– y ha ganado muchos enteros con la nueva geometría trasera, ahora multibrazo. Mientras que otros modelos habían abandonado parcialmente esta configuración, el Civic la adopta en todas las versiones, de serie. Esto ha obligado a reubicar el depósito de combustible para pasar debajo de los asientos posteriores. El centro de gravedad es bajo y la estabilidad también se beneficia de ello. Se pasa de una distribución de pesos de 63/37% a 60/40% aproximadamente.

En cuanto a suspensión, delante gana un brazo inferior, mientras que detrás se da el gran salto cualitativo que supone el eje trasero multibrazo que comentábamos. Con todo, el aplomo en curva es muy grande. Los tacos del motor son ahora son hidráulicos. Ayuda una nueva dirección de doble piñón que resulta en una desmultiplicación variable muy adecuada.

El primer motor disponible, el que se erige como el de acceso a la gama, es el de 1,0 litros y 3 cilindros de 129 caballos de potencia. Está disponible desde 22.140 euros. El segundo, también de gasolina, es el que más corre y el que mejor respuesta tiene desde bajo, es el cuatro cilindros de 1,5 litros, con 182 caballos. Es un tiro, pero sobre todo, hay que destacar su excelente funcionamiento desde abajo. Tanto el 1,0 litros como el 1,5, tienen inyección directa, distribución variable y Turbo (VTEC Turbo).

Ambos motores de gasolina se anuncian como “completamente nuevos”. Y tanto uno como otro pueden montar además del cambo manual de 6 velocidades, uno automático CVT. En el caso del motor de 129 caballos, con este último resulta quizás algo ruidoso, pero en el de 182 funciona perfectamente, con levas en el volante incluidas. Y eso que el cambio manual, tanto en el motor pequeño como en el grande, es una auténtica gozada porque tiene recorridos cortos y un dureza exacta, y con él el par del motor es algo mayor. Los consumos técnica son también muy buenos.

Todos los Civic cuentan con el Honda Sensing, o lo que es lo mismo, una serie de sistemas de seguridad guiados a través de un radar delantero, una cámara y diversos sensores. Con ellos se controla la alerta de cambio involuntario de carril, la acción de frenado y otros previa a una choque, la advertencia de colisión frontal o el programa de velocidad activo. Por otro lado, el sistema de entretenimiento de Honda, que se llama Honda Connect, incluye una táctil pantalla de 7”, que admite Appel CarPlay y Android Auto, para conectar los smartphones y clonar parte de sus funciones. Muy completo. Un gran coche.