Coches

- Rafael J. Cid

El Gallardo ha muerto, ¡Viva el Lamborghini Huracán!

La firma italiana presenta nuevo modelo de 610 CV. Su nombre se debe a un toro lidiado en Alicante en el siglo XIX.

Le llega el turno del relevo al Gallardo, el modelo más vendido en la historia de Lamborghini, con un total de 14.000 unidades producidas a lo largo de 10 años. El sucesor se llama Huracán, nombre que responde no a un viento fuerte, sino al de un toro de la ganadería del Conde de la Patilla que en agosto de 1879 peleo con una bravura fuera de lo común en la Plaza de Toros de Alicante. Los nombres de toros españoles son una tradición en Lamborghini desde que Ferrucio, su fundador, conoció a Miura.

Diseñado partiendo de cero, el Huracán cuenta con carrocería “híbrida” de aluminio y fibra de carbono, materiales que han colaborado a dejar el peso total en 1.422 kilos, 2,33 por CV. El motor que le da vida es el 5.2 litros V10 de 610 CV a 8.250 rpm, atmosférico y con inyección directa e indirecta combinadas óptimamente. Entrega su potencia a las cuatro ruedas mediante una caja de cambios de doble embrague y siete marchas.

Así armado resuelve el paso de cero a cien en 3,2 segundos, y alcanza una velocidad máxima de 325 km/h. Su consumo medio, 12,5 litros a los cien.

Suspensión, dirección, motor y caja de cambios pueden ser ajustados en tres modos –Strada, Sport y Corsa–, y los frenos cerámicos son de serie. El Huracán hará su debut oficial en el próximo Salón de Ginebra, en marzo, y las primeras entregas se producirán en primavera.