Novedad

- Juan Manuel García Rubio

Ford Mustang 2018, mejorando lo presente

Ford cambia un poco el Mustang más reciente, el que con más éxito se ha vendido en Europa. Realiza ligeros cambios estéticos, pero también mecánicos.

El Ford Mustang de más reciente generación, el que más éxito ha tenido en Europa desde su puesta en escena en 2015, recibe algunos cambios para el segundo semestre de 2018.

Por fuera, el frontal, sobre todo, es el que más acusa los cambios e incluye grupos ópticos por led. Aunque en general tampoco “desfiguran” el Mustang tal y como lo conocemos en su más reciente entrega.

Detrás también se ha optado por un rediseñado paragolpes, además también de un nuevo difusor. Todo ello no solo le da un aspecto más moderno, también, si se quiere, más deportivo.

Ford anuncia que con sobre coste habrá también disponible un alerón que se ancla sobre la tapa del maletero que es también nuevo, distinto al anterior. Las llantas, cómo no también, serán de nuevo diseño en sus distintas variedades.

Dentro habrá muchos detalles encaminados a elevar la calidad general y percibida. Se usarán para ello detalles cromados, recubrimientos más blandos y suaves, o la fibra de carbono en algunos elementos –esta como opción–. Seguirán también disponibles los dos tipos de asientos, los normales y los firmados por Recaro.

En la oferta mecánica seguirán estando disponible los dos motores de la gama actual, el 6 cilindros de 2,3 litros y el V8 de 5 litros. La novedad es que el primero, ahora con 317 caballos, bajará su potencia hasta los 290, mientras que el más potente hace lo contrario, pasará de los 421 caballos actuales a 450. Habrá, para las dos motorizaciones, cambio manual y un nuevo automático de 10 relaciones. El manual, no obstante, ha sido mejorado.

Ford también anuncia refuerzos en el chasis para mayor rigidez y control del comportamiento y amortiguaciones de diferente tarado, además de unos en opción de dureza variable. De la misma forma, el equipamiento también crece.