Coches

- Rafael J. Cid

El Ford Focus ST regresa con novedades y versión diésel

Diversas modificaciones cambian su aspecto y hacen más deportiva su respuesta. Ha sido presentado este fin de semana en el Goodwood Festival of Speed.

Como os avanzábamos hace escasas fechas con solo un teaser para ilustrar la novedad, la fiera de Ford tiene cara nueva tras haber sufrido el restyling habitual a la mitad de su ciclo de vida, como puede apreciarse en sus paragolpes y parrilla frontal.

Mientras, en el interior los retoques son más profundos, se ha rediseñado parte del salpicadero y la consola central y se ha añadido un volante deportivo, además de asientos Recaro. Y los cambios no acaban ahí.

Dinámicamente, nuevos muelles y amortiguadores de dureza incrementada hacen más dinámica la respuesta del chasis, al que se une una dirección reajustada de cara a mejorar el tacto de conducción. Nuevas llantas de 18 pulgadas o cámara trasera serán otros de sus elementos de serie.

Quizá la mayor sorpresa de la nueva gama es la inclusión de la varian te diésel 2.0 TDCi de 185 CV, que se une a la anterior 2.0 EcoBoost de 250 CV. Mientras el ST gasolina resuelve el paso de cero a cien en 6,5 segundos, la versión diésel emplea 8,1, y a cambio rebaja el consumo medio de 6,8 a 4,4 litros a los cien. Eso sí, es interesante mencionar que con la inclusión de sistema de parada y arranque automático en el gasolina su consumo medio ha bajado 0,4 litros.