Novedad

- Rafael J. Cid

El Ford Focus alcanza su cuarta generación

Habrá versión RS, que podría contar con apoyo eléctrico y acercarse a los 400 CV de potencia. 

El Ford Focus cumple 20 años, y regresa totalmente renovado, con menos peso (unos 85 kilos) y con una plataforma más rígida (+20%), que será la primera de las cinco, modulables, que servirán como base para todos los modelos Ford del futuro. Con ella, crece 18 mm hasta los 4,5 metros, y el espacio interior mejora gracias a su mayor batalla (+53 mm).

Descartada la carrocería de tres puertas, cada vez más olvidada por clientes y fabricantes, se ofrecerá en versiones de cinco puertas y familiar, a las que se añade la de cuatro puertas para mercados emergentes. Por último, la versión Active cuentan con protecciones estratégicas en diversos puntos de la carrocería y 30 mm más de altura para tentar a los más aventureros. Uno de sus retos será mantener la importancia del segmento en el que habita, el C, que en España sigue siendo el más importante pero que no deja de bajar en pro de los SUV.

Los representantes de Ford han comentado que habrá versión RS, y que esta será híbrida, sin ampliar la información. En el terreno de las especulaciones apostamos porque la hibridación será un apoyo eléctrico que fomente las prestaciones y reduzca los consumos, y que con él pueda alcanzar los 400 CV. 

Ford

Una de las especificidades de este modelo es la variedad de acabados, que van mucho más allá de una lista de equipamiento diferente e incluyen cambios estéticos e incluso dinámicos. Así, el más interesante para los amantes del dinamismo será la versión ST-Line, con elementos diferenciadores como parrilla tipo panal de abeja o amortiguación más firme. Mientras, las versiones Titanium, Trend y Vignale también cuentan con diferenciación estética. Esta última incrementa de manera notable el lujo con mejores acabados rematados a mano y mayor cantidad de cromados. En definitiva, hay un Focus para cada tipo de cliente.

En cuanto a motores, las versiones de gasolina son de tres cilindros. Los 1.0 EcoBoost entregan 85, 100 y 125 CV, mientras que los 1.5 EcoBoost generan potencias de 150 y 182 CV. Todos ellos son capaces de desconectar un cilindro en momentos de baja demanda de fuerza para reducir el consumo. En el apartado ciclo diésel, encontramos los 1.5 EcoBlue de 95 y 120 CV junto con el 2.0 EcoBlue de 150 CV. De tracción delantera, los motores han sido asociados a cajas de cambio manuales de seis velocidades y, como novedad, estará disponible para algunas versiones una automática de 8.

Nicky Grist, copiloto de Colin McRae, nos acompañó en la presentación del nuevo Focus en Londres. | AUTOhebdo SPORT

El uso de nuevas tecnologías, los primeros pasos en la conducción autónoma y el fomento de la conectividad son tres de los elementos potenciados en el nuevo Focus. Así, puede incorporar elementos como cámaras para proyectar en la pantalla central las imágenes de los alrededores del coche para facilitar las maniobras, cargador inalámbrico para teléfonos, apertura por gestos del pie del portón trasero, alumbrado adaptativo, proyección de datos frente al conductor y un largo etcétera.

Mientras, alcanza el nivel 2 de conducción autónoma (sobre 5 posibles) gracias a su sistema de aparcamiento totalmente automático –hasta detecta las plazas para hacerlo–, o el programador de velocidad activo con función de parada, arranque y centrado en el carril, además del de frenado de emergencia.

Ford

En cuanto a conectividad, puede disponer de Wifi propia para hasta 10 dispositivos, y la aplicación Ford Pass Connect permite, por ejemplo, encender a distancia el coche mientras desayunamos (solo en versión automática) para encontrarlo caliente –o fresco– al llegar a él. También aporta datos sobre la autonomía y añade al sistema GPS datos reales sobre el tráfico para escoger la ruta menos congestionada.

En el mes de julio, poco antes de su lanzamiento comercial, tendremos oportunidad de conducirlo para comprobar sus bondades dinámicas, que apuntan maneras gracias al citado aligeramiento general y a su tradicional eje trasero independiente, que en esta generación ha estrenado subchasis.