Coches

- Rafa J. Cid

Ferrari construirá seis Sergio

Se basa en el 458 Italia y es un homenaje al creador de Pininfarina, en el año del 60 aniversario del inicio de su colaboración con Ferrari.

Muchos de los Ferrari más bellos son obra del carrocero Sergio Pininfarina. Tras su muerte en 2012, la empresa que lleva su apellido, ahora capitaneada por su hijo Paolo, creó el Sergio para homenajearle y lo dio a conocer en el Salón de Ginebra del año siguiente.

Ahora es Ferrari quien continúa los honores tras dar el visto bueno a la fabricación de seis unidades, que ya han sido vendidas en su totalidad. La primera ha llegado ya a su destino: la colección privada SBH Royal Gallery, propiedad de un Sultán del los Emiratos Árabes Unidos, quién lo ha personalizado a voluntad, como los otros cinco afortunados propietarios.

La ausencia de techo es una de las características más personales del Sergio, junto con un afilado frontal que une sus faros creando una amplía línea horizontal, paralela a un generoso labio inferior.

El Pininfarina Sergio se basa en el 458 Italia Roadster, y de él hereda el motor 4.5 V8 en posición central trasera, con 605 CV de potencia para la ocasión, capaces de catapultar al Sergio hasta los 100 km/h en 3 segundos. Por el momento, no ha trascendido cuanto se ha pagado por ellos.