Novedad

- Juan Manuel García Rubio

Estética runner para los DS

La gama de vehículos DS adopta nuevo acabado que aúna perfectamente el lujo que quiere transmitir la marca con la deportividad y dinamismo que dejan entrever muchos de sus coches.

La gama de vehículos DS adopta nuevo acabado que aúna perfectamente el lujo que quiere transmitir la marca con la deportividad y dinamismo que dejan entrever muchos de sus coches.

Ahora, y para toda la gama DS, se puede elegir “una línea novedosa”, denominada Performance Line, que ha sido desarrollada entre los diseñadores e ingenieros de la marca junto con la División de Competición.

WILLIAM CROZES

Los DS Performance Line se distinguen por muchos y nutridos detalles, entre ellos por el techo negro y un numeroso abanico de colores de carrocería a elegir. De estos, siete tonos son para el DS 3, seis para el DS 4 y cinco para el DS 5. A la vez, también, por las llantas de aleación en negro brillante que van de las 17 a 19” según el modelo, y con el logo de DS en el centro sobre fondo carmín “para una mayor exclusividad y personalidad”, aseguran en la marca. “Símbolos de las altas prestaciones, los colores DS Carmín, Blanco y Gold aparecen en el logo del capó, los retrovisores exteriores y en el alerón trasero”. De la misma manera, el logo de “DS Performance Line” también se incluyen en los umbrales de las puertas delanteras.

Laurent Nivalle www.laurentnivalle.fr

Dentro dispone de cuero, que forma parte de una tapicería específica denominada “Dinámica”. El DS 4, por ejemplo, tiene de una versión en cuero negro integral, con  Napa en el salpicadero. Junto a ello, otra serie de detalles sutiles adornan un espacio muy especial, sin olvidar, claro, la conectividad inherente a todos los modelos DS actuales o los sistemas de ayuda a la conducción.

En cuanto a motorizaciones, tienen los mismos que sus respectivas gamas ya incorporan que, recordemos, disponen de tecnología Start&Stop. En el DS 3, las potencias van de los 110 a los 130 caballos; en el DS 4, de 120 a 180 caballos, mientras que el DS 5 hace lo propio con 150 caballos para el motor de acceso a la gama y hasta 210 para el más potente y deportivo.