Coches

- Rafa J. Cid

Divorcio entre Renault y Caterham

Las dos firmas rompen su acuerdo para resucitar el Alpine. La buena noticia es que cada una construirá el suyo.

La vuelta a la vida del Alpine se gestó con la colaboración entre la francesa Renault y la británica Caterham iniciada en 2012, pero su relación ha terminado con la compra, por parte de Renault, del 100% de la sociedad conjunta que se encargaba del proyecto, Société des Automobiles Alpine Caterham, que ahora pasará a denominarse Société des Automobiles Alpine. Por el momento, no han trascendido las causas de esta "separación".

Lo que si sabemos es que ambas empresas continuarán el desarrollo que habían iniciado, ahora de manera paralela, de forma que en 2016 es probable que no aparezca un nuevo deportivo, sino dos. Eso sí, el nombre de Alpine continuará ligado a Renault, de manera que Caterham deberá utilizar otra denominación.