Novedad

- Rafa J. Cid

Dirección a las cuatro ruedas para el Aventador S

La nueva versión incrementa la potencia en 40 CV hasta los 740 y presenta múltiples evoluciones.

El Aventador, sucesor de Countach, Diablo o Murciélago, afila sus pitones y evoluciona aerodinámica, estética y dinamismo con la llegada de la versión S. Para Lamborghini, tal sigla define un primer nivel de evolución frente a los modelos "básicos", y que va todavía más allá cuando tratamos con las versión SV.

Lo más llamativo es la incorporación de dirección en las cuatro ruedas, como los Porsche 911, sistema que permite que giren en dirección contraria a las delanteras en curvas cerradas para mejorar agilidad, y en la misma para suavizar las curvas rápidas.

En cuanto al motor, gracias a cambios en la gestión, en el sistema de admisión variable y en el aumento del régimen de giro hasta las 8,500 rpm, crece en 40 CV hasta los 74 CV.

Mantiene sus 6,5 litros de cilindrada, 12 cilindros en V y aspiración atmosférica, así como la entrega de la potencia a las cuatro ruedas. Así armado, el Aventador S pasa de cero a cien en 2,9 segundos, y alcanza la friolera de 350 km/h.

Además, retoques en la aerodinámica cambian ligeramente su estética, y la amortiguación ha sido reajustada para una respuesta más deportiva. Su chasis es monocasco de fibra, y el alerón trasero, regulable.

El precio de esta bestia ronda los 382.000 euros, y las primeras unidades se esperan para primavera de 2017.