Coches

- Rafa J. Cid

Cupster, el regalo de cumpleaños para el Seat Ibiza

El utilitario de la firma española cumple 30 años y lo celebra con un prototipo biplaza que será presentado en el Worthersse GTI Festival en Austria.

Los ingenieros y creativos del Centro de Diseño de Seat han imaginado un Ibiza muy especial: abierto, biplaza, más ancho y bajo que el modelo de serie, listo para llamar la atención en el Festival Worthersse, dedicado a los fanáticos de Volkswagen y sus deportivos GTI. Hablamos del Ibiza Cupster, a medio camino entre Cupra, las siglas de los Ibiza más deportivos, y Roadster, que es la configuración de este prototipo.

Para darle vida se ha escogido el motor del Ibiza Cupra, que entrega 180 CV a las ruedas delanteras a través de la caja de cambios DSG de doble embrague.

El Cupster destaca por su color naranja y parabrisas de escasa altura, que se prolonga por los laterales del coche hasta más allá de los asientos. Estos, además, son baquets de competición y han sido montados 80 mm más bajos que los de serie para ofrecer una posición de conducción mas deportiva.

En el interior predomina el color gris oscuro, es purista y se basa en los Ibiza de carreras SC Trophy que compiten en el Campeonato de España de Resistencia (CER). El volante se ha tapizado con cuero puro de anilina, que se tiñe totalmente sin capas de pigmentos para conferirle la porosidad adecuada, una gran flexibilidad y un tacto agradable. Por el momento, el Cupster no tiene visos de pasar a la producción en serie.