Novedad

- Redacción

CS: más músculo para el BMW M4

Posicionado entre el M4 y el GTS, esta edición especial limitada ofrece 460 CV y grandes dosis de pasión.

El modelo en cuestión tiene el ya conocido motor de 3 litros y 6 cilindros en línea, pero se ha retocado para desarrollar 10 caballos más que el que impulsa a la versión de serie con el Competition Package (450 CV).

La potencia del motor aumenta en 10 caballos. |
La potencia del motor alcanza los 460 caballos.

Por supuesto, esta no es la única mejora, ya que el conjunto se ha aligerado al máximo y también incorpora el cambio de doble embrague M DCT de 7 marchas con levas en el volante, suspensión en aluminio mejorada, control de estabilidad con función M Dynamic para una conducción más agresiva y diferencial M activo.

Tanto la dirección como la suspensión se pueden regular, y hay varios modos de conducción, Comfort, Sport y Sport+, que adaptan parámetros de motor, suspensión, cambio y ayudas dinámicas al tipo de guiado que vayamos a realizar. Para el equipo de frenos recurre a unos potentes discos carbocerámicos con pinzas de seis pistones delante y de cuatro detrás, y el equipo de ruedas tiene como protagonistas unas llantas de aleación ligera de 19 pulgadas en el tren anterior y de 20 en el posterior.

Todo lo dicho se traduce, como no podía ser menos, en sorprendentes prestaciones, como la capacidad de acelerar de 0 a 100 km/h en solo 3,9 segundos o alcanzar una velocidad punta de 280 km/h.

Estéticamente se diferencia por los colores específicos azul San Marino metalizado o gris Lime Rock, y soluciones aerodinámicas como las tomas de aire delanteras o el difusor trasero de plástico con refuerzo de carbono, materiales estos que también encontramos en el capó y en el techo, entre otros. Por dentro el ambiente deportivo se hace más que patente con los asientos y detalles en cuero y Alcántara, además de los logos “M” repartidos estratégicamente.