Novedad

- Rafael J. Cid

El crack de la gama Mini se apellida John Cooper Works GP

Entregará 306 CV y su ajuste es radical. Solo 100 unidades llegarán a España, en 2020.

Si los acabados John Cooper Works son deportivos de verdad, el GP va todavía más allá, se acerca a los coches de competición. Tomando como base a aquellos, los GP montan un escape propio, más sonoro, frenos gordos, nuevos refuerzos de la carrocería, mejoran el sistema de refrigeración y endurecen todavía más la amortiguación, que queda 10 mm más cerca del suelo. Además, en anteriores ejemplos, la trasera bailaba la conga a la mínima, lo que supone un ajuste muy agresivo y reservado a manos expertas. Pronto comprobaremos si el nuevo modelo mantiene esta filosofía.

Mini

Por lo demás, el motor se mantiene intacto, se trata del mismo 2.0 4 cilindros de origen BMW que montan los Countryman JCW, capaz de entregar 306 CV, y con el mismo sistema de tracción total, autoblocante delantero y caja automática de 8 velocidades, que en este caso desentona un poco entre tanto elemento radical. Pero no olvidemos que una caja como esta ya ha sido utilizada en la Copa BMW M235i de circuitos.

Mini

La receta la culminan cubiertas de pasos de rueda de carbono, alerón de doble ala y otros detalles estéticos, junto con asientos deportivos delanteros… y ninguno trasero.

Los asientos traseros han sido sustituidos por una barra que mejora la rigidez torsional. | Mini

Los Mini JCW GP acaban de ser presentados en el Salón de los Ángeles y se fabricarán en serie limitada mundial a 3.000 unidades, de las que 100 se quedarán en España a partir de marzo de 2020 a un precio por definir.

Mini
Así de espectaculares son los pasos de rueda. | Mini
El motor entrega 306 CV, y la refrigeración ha sido notablemente mejorada. | Mini