Coches

- Rafael J. Cid

R Concept, el sueño deportivo del Peugeot 308

La firma francesa anuncia el prototipo 308 R de 270 CV, resultado de incrementar exponencialmente el talante deportivo de su nuevo bebé, el 308 a secas, que ha sido renovado por completo, más que nunca, y vuelve en octubre con menos peso y más calidad.

El 308 R será presentado en el Salón de Fanckfurt, y su paso a la producción en serie no ha sido confirmado, pero no sería de extrañar que la firma se atreviese con algo muy similar para hacer frente al Golf GTI: si el anterior 308 GTi no merecía tal apellido por su falta de deportividad, y pasó por el mercado sin pena ni gloria, en cambio, una versión derivada del nuevo modelo tendría mucho que decir, como lo está haciendo el nuevo 208 GTi.

Estéticamente, sus colores cobran protagonismo por su combinación inusual de rojo delante y negro atrás, enfrentados verticalmente en una frontera imaginaria que no coincide con línea alguna más que la que inventan. Además, parrilla, defensa delantera con amplias tomas de aire o escapes le distinguen estéticamente. Estructuralmente, puertas, aletas delanteras, bajos, capot y parachoques, al igual que los retrovisores, están fabricados en carbono. Es 26 mm más bajo, y sus vías, 30 mm más anchas.

El motor que le da vida es el destinado al RCZ R: 1.6 litros de cilindrada y turbo que garantizan 270 CV, una potencia por litro elevadísima, de casi 170 CV. Ha sido asociado a una caja de cambios manual, que entrega la potencia al eje delantero en colaboración con un diferencial Torsen. Sus frenos, Alcon flotantes de cuatro pistones.