Coches

- Rafa J. Cid

Chute de John Cooper Works para el Mini Cabrio

Entrega 231 CV e incluye autoblocante. Su capota blanda es totalmente eléctrica.

Los modelos Jonh Cooper Works son los más deportivos de la gama Mini, y tras la llegada este mismo año de la versión cerrada, le toca el turno ahora de la evolución a modelo abierto: ¡Bienvenido, Mini John Cooper Works Cabrio!

Su capota blanda se esconde en 18 segundos incluso en marcha, y opcionalmente puede decorarse con la Union Jack, la bandera británica. E incluye función de techo corredizo, realizable a cualquier velocidad.

El Mini JCW Cabrio adopta la importante diferenciación estética del JCW cerrado, con defensas propias, capot sobredimensionado con toma de aire mas un sinfín de detalles tanto en su figura interna como en el exterior.

Monta el motor 2.0 de inyección directa y turbo capaz de entregar hasta 231 CV –15 más que su predecesor–, que le permiten resolver el paso de cero a cien en 6,6 segundos y alcanzar los 242 km/h.

Por el momento no hay precio para España, pero ya sabemos que en los EEUU se vende por 32.600 euros, que aquí serán algunos más.