Novedad

- Rafa J. Cid

El Chevrolet Corvette C8 podría regresar en 2019 con motor central

Supone un cambio radical en su arquitectura. Competiría así con supercoches como el Honda NSX o el Ford GT.

Rumores, y fotos espía, indican que el próximo Chevrolet Corvette, uno de los deportivos norteamericanos históricos, podría regresar en 2019 con una arquitectura radicalmente distinta a todo lo visto en sus 60 años de historia: con motor central. Este tipo de solución, la propia de los coches diseñados para la competición –como los monoplazas–, es la idónea para el dinamismo. En la foto principal podemos ver la recreación publicada en carstop2017.com.

Con este nuevo diseño, General Motors quiere dar un empujón hacia arriba a su deportivo para que entre en la lucha de modelos como el Ford GT o el Honda NSX, ambos de motor central. Dado que la versión actual más poderosa del Corvette, el Z06, entrega 650 CV, se hacen necesarios cambios de este estilo para competir con los citados modelos, a día de hoy mucho más avanzados.

Los rumores de un Corvette de motor central se remontan a la friolera de una década atrás, pero la grave crisis de la industria automovilística americana los dejó en la nevera. Con la recuperación que ha protagonizado desde entonces, la llegada del Corvette de motor central, código C8, cobra sentido de nuevo.

Foto espía publicada por www.autoblog.com.