Novedad

- Juan Manuel García Rubio

BMW M5 2017: Revolucionario

La sexta generación de la berlina bávara ya está lista. No se ha fijado el precio todavía, pero ya conocemos sus principales secretos. Su motor ofrece 600 caballos, con 750 Nm de par, y va unido a un cambio de 8 velocidades y a un sistema de tracción total que también puede ser solo trasera.

Como no podía ser de otra manera, la sexta generación del BMW M5 promete, y mucho. De aquel primer esbozo que filtró la marca hace escasos meses, y con la potencia definida de 600 caballos y tracción total, pasamos ahora a saber su entresijos, con la única incógnita de cuánto costará.

BMW ha fijado en 1.930 kilos el peso total de esta sexta generación. Eso, y el aumento par hasta los 750 Nm, da como resultado una aceleración de 0 a 100 km/h de solo 3,4”. Es decir, casi un segundo más rápido que la quinta generación a la que sustituirá. Y eso que no aumenta la potencia respecto a aquel.

BMW

La velocidad máxima se queda en 250 km/h, aunque, como con dinero baila el perro, añadiendo pasta al talonario de compra se puede llegar a 305 km/h de velocidad final (paquete M Driver). La relación peso/potencia es de 3,2 kg/CV, nada mal para una berlina de cuatro puertas.

Otras opciones interesantes serán las llantas de 20 pulgadas, que de serie son de 19” (275/40 delante y 285/40 detrás en garganta de 9,5 y 10,5 pulgadas, respectivamente), o los frenos cerámicos, que ahorran 23 kg. Tampoco hay precio de ellos, claro. El nuevo BMW M5 se desvelará físicamente para todos en el Salón de Frankfurt de septiembre.

BMW

En cuanto al cambio y la tracción, son novedad. El primero, automático, porque pasa a ser de 8 velocidades (M Steptronic) en vez de siete, y funciona con convertidor de par, que suele aguantar más potencia y el empuje. Huelga decir que tiene levas en el volante y diferentes modos de actuación por botón.

El sistema de tracción de este nuevo M5 es una evolución del xDrive de la marca. Es decir, el M5 es ahora un tracción total. Bien es verdad que no es un sistema del todo normal. En el momento que se pone la llave de contacto, la tracción es siempre a las cuatro ruedas, pero tiene tres modos de funcionamiento. Del primer modo, 4WD, se puede pasar con el botón de turno al 4WD Sport, para que sea el eje trasero el que tenga mayor protagonismo a la hora de la transferencia de potencia y par y así asemejarlo más a un propulsión. El tercer modo desconecta directamente el eje delantero para dejar solo el trasero en funcionamiento. Es entonces cuando se dispone de un M5 de tracción trasera “puro y duro”. Aquí también se desconecta el control de estabilidad.

BMW

Como antes, el nuevo BMW M5 dispone de dos botones en el volante, con los modos M1 y M2 para ajustar como se quiera la respuesta del motor, la dirección, el cambio y la suspensión. También plantea un Head up Display adaptado con otro tipo de información más en función del tipo de coche y con un reflejo en el parabrisas de mayor amplitud.