Novedad

- Rafa J. Cid

BMW inyecta 340 CV en los M140i y M240i, e incorpora cuatro turbos al 750d

Los compactos sustituyen respectivamente a M135i y M235i, mientras que el modelo de gasóleo se convierte en el más potente del mercado entre los seis cilindros.

M135i y M235i eran los compactos más deportivos de BMW, tan solo por detrás del brutal M2 de 370 CV. La novedad radica en que sus motores han evolucionado y entregan ahora 340 CV (14 más que antes), y lo hacen reduciendo incluso sus consumos entorno al 7%, dejándolo entre 7,4 y 8,3 litros a los cien según versiones. Con esta evolución, además, han cambiado su denominación comercial. Así, los nuevos M140i y M240i resultan entorno a 0,3 décimas más rápidos que sus predecesores, dejando el registro en 4,4 segundos en el mejor de los casos: con caja Steptronic y tracción total xDrive. Llegarán en julio, y su equipamiento ha crecido con la inclusión de serie del Paquete M y la suspensión rebajada 10 mm.

Barry Hayden

Mientras, la Serie 7, la berlina insignia de BMW, recibe el nuevo motor diésel 3.0 TwinTurbo de 4 turbos, que alcanza la friolera de 400 CV. Dos de ellos son de pequeño tamaño, para garantizar respuestas rápidas a bajo régimen, mientras los dos restantes, de mayor tamaño, se encargan de que el motor alcance su rendimiento máximo. El 750d se ofrecerá en batalla larga y corta, entorno a julio, y sus consumos rondan los 5,7 litros a los cien. El mismo motor se empleará posteriormente en los BMW X5 y X6.