Coches

- Rafael J. Cid

BMW i8: deportivo con acento eléctrico

A mediados de año comenzará la comercialización del BMW i8 por 129.000 euros, el deportivo híbrido enchufable encargado de demostrar que la electricidad puede ser apasionante.

Los coches eléctricos son aburridos, y la inmensa mayoría de los híbridos, también. Pero para demostrar que esta teoría es falsa, BMW ha creado el i8, un híbrido enchufable con prestaciones de superdeportivo: pasa de 0 a cien en 4,4 segundos y su velocidad máxima es de 250 km/h.

Tales cifras son alcanzadas gracias a su motor 1.5 de gasolina de 231 CV, sobrealimentado, al que se suman otros 131 CV del motor eléctrico, cuyas baterías pueden recargarse en la red eléctrica convencional.

Hablamos, por tanto, de un coche pensado para el disfrute en primer lugar y el ahorro y la ecología en segundo lugar, y no al revés. Así, es capaz de recorrer hasta 35 km. en modo eléctrico, sin emisiones nocivas, y su gasto medio de combustible es de tan solo 2,1 litros a los cien... pero está igualmente preparado para ser disfrutado en las carreteras más reviradas.

Para ello cuenta con un peso de 1.500 kilos gracias a su chasis de fibra reforzada un Cx récord de 0,26 y tecnología punta aplicada en sus cuatro esquinas. Como muestra, un botón: su mando de apertura, al estilo smartphone, contará con pantalla líquida para ofrecer todo tipo de informaciones a su usuario.