Coches

- Rafa J. Cid

BMW estrena X5 con versión M… ¡diésel!

El todoterreno grande de la firma alemana se renueva por completo. Pierde peso y, por vez primera, estará también disponible en versiones 4x2.

Para noviembre está previsto el lanzamiento del nuevo X5, la tercera generación del todoterreno con el que BMW se introdujo en esta categoría y que compite con modelos como el Range Rover o el Audi Q7. Ligeramente más grande que su predecesor, en sus casi 4,9 metros de longitud hay hueco hasta para siete pasajeros.

Los motores disponibles en principio –siete en total– basculan entre el diésel 30d de 258 CV hasta los 450 CV del 50i V8 gasolina, y lo que más llama la atención es que la versión firmada por M es un diésel: el M50d de 381 CV.

Por vez primera, la firma ofrece versiones de tracción trasera y no solo integral, y todas ellas van asociadas a la caja de cambios automática de ocho velocidades. Destaca la reducción de los consumos frente a sus predecesores: la cifra más reducida (25d) es de 5,6 litros a los cien, mientras que el más gastón es el V8, que ronda los 10,2 litros, 2,1 menos que su predecesor.