Coches

- Rafa J. Cid

¡Bienvenido de nuevo, Honda NSX!

La firma japonesa desvela la versión definitiva de su legendario deportivo, aunque sin concretar las prestaciones y el nivel de potencia, que "superará los 550 CV". Es híbrido, y de tracción total. Se pondrá a la venta en 2016.

Aquí tienes la prueba del Honda NSX "Final Edition", de 2005.

Tras una década de ausencia, el deportivo más brillante de Honda vuelve al ruedo. Ha sido presentado como Acura en el norteamericano Salón de Detroit, donde se le espera para finales de 2016. A Europa podría tardar un poco más en llegar.

Los responsables de Honda siguen entregando la información relativa a su nuevo bebé con cuentagotas, y si bien ya conocemos sus características generales, todavía faltan muchos datos por desvelar. El primero, la potencia final, generada por cuatro motores: el más poderoso, el V6 a 75º colocado en posición central trasera, biturbo y de carter seco, con "más de 550 CV". Entrega la potencia a las ruedas traseras mediante una caja de cambios automática, y es apoyado por un segundo motor eléctrico.

Los dos restantes, de nuevo eléctricos, han sido montados en sendas ruedas delanteras: garantizan la tracción total y su coordinación electrónica imita las reacciones de los autoblocantes de cara a optimizar la tracción en toda circunstancia.

Honda anuncia cuatro modos de conducción: "Quiet", "Sport", "Sport+" y "Track". El primero permite una movilidad totalmente eléctrica, para "trayectos cortos", mientras que los restantes van incrementando la carga de dinamismo de motores, cambio y dirección hasta su máximo, en el modo "Track". Además, se ha incluido un sistema de Launch Control para lograr el 0-100 perfecto.

El NSX de 1990 fue el primer deportivo de aluminio. Ahora, la carrocería del nuevo está realizada de nuevo en aluminio –como las suspensiones–, apoyado por acero de alta resistencia y fibra de carbono, esta última para moldear el suelo. Mientras, los frenos de serie serán carbonocerámicos.