Coches

- Rafa J. Cid

Audi ultima los turbos eléctricos con un TT prototipo de 600 CV

El Audi TT clubsport turbo concept, con 600 CV, estrena esta tecnología en motores de gasolina. "En diésel ya estamos cerca de la producción en serie".

Con modificaciones en la carrocería, un poderoso alerón trasero y una potencia de 600 CV, el Audi TT clubsport turbo será presentado del 13 al 16 de mayo en el Wörthersee Tour, la reunión anual de los fans de Volkwagen en la población austríaca de Reifnitz. Inspirado en el Audi 90 IMSA GTO con tantos éxitos de competición a finales de la década de 1980, el TT clubsport turbo concept incorpora una nueva tecnología bajo el capó: el doble turbo eléctrico aporta aún más dinamismo a la experiencia de conducción, con su instantánea respuesta. Su principal ventaja es la respuesta inmediata, con la consiguiente mejora en la aceleración inicial.

"En nuestros motores TDI estamos próximos a la producción en serie con esta tecnología. Ahora la aplicamos en un motor TFSI, y en este caso también somos el primer fabricante del mundo en hacerlo", explica Ulrich Hackenberg, responsable de Desarrollo Técnico. El coche resuelve la aceleración de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos gracias a su motor 2.5 TFSi e cinco cilindros, y su velocidad máxima es de 310 km/h.

Empuje eléctrico: el compresor adicional complementa al turbo

Un compresor impulsado eléctricamente ofrece ventajas significativas: revoluciona a régimen máximo rápidamente y sin ningún retraso perceptible; y continúa aportando aire comprimido cuando el sistema de escape ya no es capaz de seguir acelerando al turbocompresor convencional. Este principio operativo permite diseñar un turbocompresor más específicamente para altas presiones de carga y consecuentemente para altas potencias del motor, mientras el compresor eléctrico asegura una respuesta espontánea y fuertes aceleraciones en cualquier circunstancia y desde bajos regímenes.

El efecto "es impresionante", afirman sus responsables. El motor 2.5 TFSI aporta su tremenda potencia "sin ningún retraso perceptible". La potencia está disponible en cualquier situación, siempre que el pedal de acelerador esté pisado.