Coches

- Redacción

Con el Audi TT RS hemos topado ¡Bestial!

Esta semana hemos tenido la oportunidad de sentarnos por primera vez en el Audi TT RS. Una bomba de relojería que, con sus 400 CV, nos ha dejado con la boca abierta.

No corre, vuela. De eso, damos fe. El inimitable sonido de los cinco cilindros, el empuje desbordante de sus 400 CV y la eficacia del sistema de tracción quattro convierten al TT RS en una fuente de sensaciones, tanto en su versión coupé como en la descapotable.

Los nuevos TT RS Coupé y TT RS Roadster se diferencian enseguida a través de accesorios  como las grandes entradas de aire, la parrilla "Singleframe", que incluye un nuevo diseño de panal de abeja y un nuevo logo con la inscripción quattro, el alerón trasero fijo (opcionalmente puede ser retráctil) y las dos grandes salidas de escape ovaladas. En los laterales, los faldones de corte aerodinámico enfatizan el diseño deportivo.

En el apartado mecánico, Audi ha mejorado y revisado el 2.5 TFSI para incrementar sus prestaciones. El par motor máximo de 480 Nm está disponible entre 1.700 y 5.850 rpm, lo que asegura una fantástica capacidad de empuje acompañada de un sonido inimitable. El TT RS Coupé acelera de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos y el Roadster en 3,9 segundos. A pesar de las prestaciones mejoradas, el consumo medio de combustible es de 8,2 l/100 km (Coupé) y 8,3 l/100 km (Roadster).

Como ya es tradición, el TT RS dispone de la tracción quattro y la caja de cambios automática "S tronic" de 7 velocidades. Mediante el sistema "Audi drive select", el conductor puede modificar el comportamiento de la tracción quattro, así como el de otros sistemas tales como la dirección, el cambio, el mapa del motor y las mariposas de los escapes. Los cuatro modos que incluye son: comfort, auto, dynamic e individual.

Los mandos de control y el display en el nuevo TT RS se centran por completo en el conductor. Toda la información se muestra en el tablero de instrumentos digital Audi virtual cockpit –de serie–, que cuenta con una pantalla de 12,3 pulgadas. En ella se pueden elegir tres vistas diferentes, entre las que se incluye una específica RS, en la que el protagonismo es para el cuentarrevoluciones y algunas informaciones relativas a la presión de los neumáticos, el par o las fuerzas G, entre otras.

Por primera vez en el RS, el volante deportivo de cuero con levas incluye dos mandos satélite para el encendido/apagado del motor, así como para manejar el sistema de conducción dinámica Audi drive select, independientemente de los botones multifunción. Además, el conductor puede modificar las mariposas de las salidas de escape para que cambie el sonido del motor mediante un botón situado en la consola central.

Por último, solo nos queda anunciar sus precios que parten desde los 79.900 euros.