Coches

- Redacción

Audi S4, un deportivo que se conduce solo

Audi renueva el S4, que regresa con 354 CV y una tracción quattro insobornable y manejable por todos los públicos.

El nuevo S4 es una máquina tan fácil de pilotar que un conductor medio puede sacarle un partido colosal. La base para la facilidad está en la tracción total quattro y en la electrónica, dos detalles que verdaderamente marcan la diferencia.

El nuevo S4 se basa en la quinta generación del A4, renovación de la versión de 2008. Se distingue del resto de sus hermanos de gama en detalles como las defensas, la parrilla frontal específica, los retrovisores en gris o las salidas de escape, que le dan personalidad sin perder el aire elegante ni llamar demasiado la atención.

En el interior destaca la incorporación del Virtual Cockpit, que sustituye la instrumentación por una amplia pantalla digital, a la que apoya una segunda pantalla en el centro del salpicadero.

Los 354 CV del S4 (21 más que antes) provienen del motor 3.0 TFSI V6, totalmente renovado y con un turbo de doble entrada en vez del anterior compresor volumétrico. Ya a la venta por 72.800 euros.