Al volante

- Juan Manuel García Rubio

Audi R8 Spyder 5.2 V10, el hijo del viento

La versión Spyder del R8 lleva el motor V10 atmosférico de 540 caballos. Es un auténtica obra de la ingeniería del automóvil, pesa poco y corre mucho. Cuesta 209.420 euros.

Audi pone ya a la venta el R8 Spyder 5.2 FSI V10 que, con este motor atmosférico, rinde 540 caballos. Pesa muy poco más que la versión cerrada y sus prestaciones son también de infarto.

Acelera de 0 a 100 km/h en solo 3,6” y alcanza, siempre oficialmente, los 310 km/h de velocidad máxima. Y de 0 a 200 km/h solo necesita 11,8”. La caña.

La capota es eléctrica y de lona. Se abre y se cierra en solo 20”, y el cristal o luneta puede actuar de paravientos, puesto que no está unido a la capota (aunque lo parezca). Este cristal puede subirse o escamotearse con el techo puesto o quitado; si lo llevamos puesto y el cristal está bajado, se puede oír con más nitidez el sonido del motor central trasero, ese estupendo V10 que hay detrás de la espalda.

RIGHT LIGHT MEDIA GmbH

La conducción es fácil, a pesar de tratarse de un coche tan potente y de generosas dimensiones. Pero el cambio automático, las ruedas de 19” de serie, una dirección precisa, unos frenos potentes, la tracción total y una suspensión de primera aseguran un aplomo tan bueno como la versión cerrada. Hemos estado con él durante dos jornadas por tierras catalanas. En prácticamente todo tipo de carreteras por donde lo hemos conducido, el comportamiento ha sido espectacular.

Si quieres ver y saber más, te lo contamos en el próximo número de AUTOhebdo SPORT, el 1.600, que sale el martes 18. No te lo pierdas.