Coches

- Juan Manuel García Rubio

Audi A7 BiTDI Competition, el diésel apabullante

La firma de los aros celebra el 25 anivresario de los TDI con esta versión especial, que incrementa la potencia del V6 de 313 a 326 CV.

25 años hace que Audi se atrevió con la tecnología TDI de lleno. Y por eso, lo celebra por todo lo alto con esta versión del A7 que, con el motor V6 3.0 biturbo, potenciado a 326 caballos en vez de los 313 que originalmente da, es un digno motor para equipar esta versión de tan sugerente nombre y apellidos: BiTDI Competition.

Gracias además a un par apabullante, 650 Nm entre 1.500 y 2.800 rpm, este A7 es capaz de acelerar como lo hace un buen motor de gasolina potente en un deportivo: solo 5,1 segundos para el 0 a 100 km/h. Para conseguir ese aumento de potencia, las modificaciones han afectado a los turbocompresores y los árboles de levas. De esta forma, se cuenta con la función boost de los primeros para obtener por un breve período de tiempo 20 caballos adicionales. Toda una máquina.

El Sportback 3.0 BiTDI Competition se viste para la ocasión tomando el paquete deportivo S line. Baja así la altura libre al suelo en 20 mm, equipa ruedas de 20” de 265/35 de aleación ligera con cincos radios en “W”, pinzas de freno en rojo y añade los emblemas “V6 T” en las aletas, embellecedores de las salidas de escape en color negro brillante, etc. Los colores para este coche son el Gris Daytona, Rojo Misano, Gris Nardo y Azul Sepang. Por dentro, claro, también goza de un ambiente muy exclusivo, deportivo y lujoso. Los pedidos para este coche comienzan en septiembre, y las primeras entregas en otoño.