Coches

- Rafael J. Cid

Aston Martin sube el listón con el V12 Vantage S de 575 CV

Se coloca en la cúspide de su actual gama, por encima del Vanquish. Estrena la caja de cambios secuencial Sportshift III, cuenta con frenos cerámicos, junto con suspensión y dirección variables. Su precio y fecha de comercialización todavía no han sido develados.

Siempre elegantes, poderosos, los Aston Martin se cuentan entre los superdeportitos más exclusivos del planeta. Su ultima creación, el V12 Vantage S, sustituye al Vantage Coupé y se presenta como uno de los modelos más deportivos de la marca no solo por potencia, también por tamaño contenido y reglajes.

Su motor 6.0 de doce cilindros en V, basado en el del Vanquish, entrega 573 CV, la mayor cifra de la actual gama, tan solo por debajo de la serie limitada One 77, de 700 CV, del que por cierto hereda la línea de escape. Y más sorprendente es su cifra de par, y cómo es entregada: 510 Nm a tan solo 1.000 vueltas, poco más que el ralentí, que suben a 620 a 5.750 vueltas. Así armado alcanza los 330 km/h, y su paso de cero a cien, aunque todavía no ha sido desvelado, rozará los 4 segundos.

Estricta novedad es la caja de cambios Speedshift III, secuencial de 7 marchas, 25 kilos más ligera que la anterior de seis. Entrega toda la potencia a las ruedas traseras guiadas por suspensiones independientes de doble triángulo en ambos ejes que pueden variar su respuesta según os programas Normal, Sport y Track (circuito). Los frenos son cerámicos de serie, y la fibra de carbono y el titanio se han utilizado en profusión en su esqueleto.