Zona retro

- Rafael J. Cid

Aston Martin fabricará 25 DB5 clásicos como el de James Bond

Contarán con sus mismos “gadgets” –como la matricula giratoria– y costarán más de 3 millones de euros.

El Aston Martin DB5 es un coche mítico por sí mismo, un despampanante deportivo que en 1963, gracias a su motor 4.0 de seis cilindros en línea, entregaba 282 CV y alcanzaba los 230 km/h.

Y el cine multiplicó su popularidad. Apareció por vez primera en el film Goldfinger de 1964, de la saga James Bond, y encandiló al público tanto por su presencia como por sus “gadgets” preparados por el agente Q para que el agente 007 pudiese escapar de “los malos”: matricula giratoria, misiles, emisores de humo o aceite, protección contra balas escamoteable…

Francois Duhamel

Por ello volvió a aparecer una y otra vez en las películas del agente secreto británico, hasta en las más modernas, como Skyfall o Spectre, esta última de 2015. Los precios de las unidades cinematográficas alcanzan cifras estratosféricas.

Por ello Aston Martin se dispone a fabricar un total de 25 unidades de los DB5 de 007, con sus mismos gadgets, al precio de 3 millones de euros. Estas réplicas del modelo cinematográfico contarán con las especificaciones del modelo original, aunque serán ligeramente mejoradas mecánicamente para adaptarlas a los tiempos modernos. Dudamos que puedan ser matriculables si de verdad emplean los citados gadgets: por el momento, la firma solo ha confirmado la matrícula escamoteable, aunque promete muchos más. 

Aston Martin