Zona retro

- Redacción

Aston Martin blinda sus clásicos a las leyes anti polución

Ultima una conversión eléctrica, reversible, para que puedan seguir yendo a todas partes.

El coche es el punching ball favorito de las normas anti contaminación, y las nuevas propuestas de eliminar la venta de modelos de gasolina y diésel en 2040 en Europa ha hecho saltar todas las alarmas. Si así tratan a vehículos que pasan las exigentes normas anticontaminación Euro 6, ¿qué pasará con los clásicos, mucho más contaminantes? Los más optimistas opinan que se harán excepciones, pero por el momento eso es solo una entelequia. Y Aston Martin no quiere que sus clásicos sean entelequias, ni que se les prohiba circular por el centro de las ciudades.

Desde fuera, nada hace pensar que este clásico es un eléctrico... salvo porque el escape no echa humo. | Aston Martin

Por ello, tras su experiencia en el desarrollo de modelos 100% eléctricos como el Rapide E y los futuros Lagondas, la firma ha preparado una conversión a motor eléctrico de uno de sus DB6 MkII Volante de 1970, al que podemos ver enchufado a una toma de corriente. Su objetivo es que, en el futuro, todos los clientes que lo deseen puedan convertir su Aston Martin clásico en un coche eléctrico políticamente correcto. Además, los ingenieros insisten en que la conversión es reversible, no hay que tirar el motor de gasolina sino guardarlo para mejor ocasión.

Aston Martin

Aston Martin no ha desvelado mas datos por el momento de este prototipo, todavía nos quedan saber muchas cosas, desde el precio de la conversión hasta como afecta a la dinámica del vehículo por el peso de las baterías y su nivel de potencia. Pero, sin duda, la iniciativa es excelente pues logra dar un futuro a verdaderos pedazos de historia automovilística que seguirá viva... aunque para muchos esto signifique una enorme blasfemia.

Por dentro podría instalarse una pequeña pantalla para controlar el sistema eléctrico. Conociendo la flema británica, yo diría que será nuestro móvil el que pueda hacerlo. | Aston Martin