Coches

- Rafael J. Cid

El Abarth 595 regresa 50 años después

La firma italiana renueva su deportivo de los años sesenta en serie limitada.

El 15 de septiembre de 1963, el Salón de Turín amanecía con un deportivo de pequeñas dimensiones que atraía la atención de todos los aficionados: era el Abarth 595, derivado del Fiat 500.

Tal denominación respondía a su cilindrada, y su potencia total era de 27 CV, 5 más que el modelo de serie –lo que supone un incremento de un 22%–, y que le permitían alcanzar los 120 km/h. Ahora, Abarth recupera ese espíritu con el nuevo Abarth 595 50º Aniversario, que con idéntica estética que su “abuelo” presenta el motor 1.4 T-Jet de 180 CV, que le hace volar: su velocidad máxima es ahora de unos 225 km/h y es capaz de alcanzar los 100 en menos de 7 segundos.

El nuevo 595, además del logo histórico de la marca y los gráficos originales, cuenta con llantas de 17 pulgadas, suspensión retocada Koni, pinzas de freno flotantes Brembo, escape deportivo con sonido variable o faros de xenón. Su precio es de 35.950 euros.