Coches

- Rafa J. Cid

60 aniversario del primer Seat

Tal día como hoy, un 13 de noviembre de hace 60 años, salía de la línea de fabricación de la factoría de Zona Franca de Barcelona el primer Seat de la historia.

Se trataba de un 1.400, un modelo de alta gama inspirado en los coches americanos, los más lujosos del momento, y que debía servir para motorizar a los cuerpos oficiales del estado y al servicio público de taxis.

A un precio franco en fábrica de 121.875 pesetas de la época (lo que equivaldría a 41.735 euros al cambio de hoy), el ritmo de fabricación inicial es de cinco coches diarios y la plantilla está formada por 925 empleados, cifras que crecerían de forma exponencial y que constituyen el preludio de la gran motorización de España.

Fue un primer paso de España hacia la modernidad, y para hacernos una idea de que ambiente se vivía en 1953, la llegada al mercado de este coche coincidió con el fin del racionamiento de la gasolina. Cuatro años después, en 1957, llegaba el Seat 600.

Desde el lanzamiento del 1400, Seat ha fabricado más de 16 millones de vehículos de las marca, de modelos tan emblemáticos como el 600, el 127, el Ibiza y el León. Exporta más del 80% de su producción y tiene alrededor de 1.800 puntos de venta en todo el mundo.