Coches

- Rafael J. Cid

Volvo Polestar 100.000 de sus deportivos ya pisan el asfalto

El departamento de competición de Volvo continúa con pie firme las transformaciones de modelos de serie, al estilo M de BMW o AMG de Mercedes.

Polestar, el departamento de competición y desarrollo de deportivos de Volvo Cars ha alcanzado el hito de las cien mil unidades optimizadas desde el inicio de su actividad. En los primeros cinco meses de 2017 la cifra concreta asciende a 12.000 unidades, lo que supone un crecimiento del 30%. La alta demanda de las últimas transformaciones de la nueva familia de motores Drive-E es un factor clave para el aumento, a la que se sumó la inclusión del Volvo XC60 en la familia Polestar desde julio. Este, precisamente, es modelo más popular de las creaciones Polestar, seguido de cerca por los V60 y XC90, con China, Suecia y los Estados Unidos como los tres principales mercados en términos de volumen de ventas.

La labor de Polestar afecta a áreas clave como el rendimiento del motor, la respuesta del acelerador o la velocidad del cambio de marchas. "Los cambios se hacen para aumentar el placer de conducción y el rendimiento, basado en aprendizajes entre miles de vueltas en los circuitos de carreras de todo el mundo por Cyan Racing, el socio de deportes de motor de Polestar", nos cuentan desde Polestar, que ya va a por las siguientes 100.000.

Volvo