Resistencia

- Claudio Luna

El WEC para Porsche en su adiós en LMP1

Porsche cumplió las expectativas y se llevó el título de Pilotos y Constructores en las 6 Horas de Shanghai, aunque la victoria en la prueba fue para Toyota

Porsche cierra un ciclo sobresaliente con su 919 Hybrid, un vehículo de 4 ruedas motrices, 1.000 CV y con ingeniería híbrida que ha dado a la marca alemana un título más, este último el WEC (Campeonato del Mundo de Resistencia).

Sus pilotos Brendon Hartley, Timo Bernhard y Earl Bamber terminaron en segunda posición en las 6 Horas de Shanghai, la penúltima prueba del campeonato de 2017, tras el Toyota TS050 de Kazuki Nakajima, Sébastien Buemi y Anthony Davidson. Pero este resultado le valía al trío para llevarse el título, tanto en el campeonato de Pilotos como en el de Constructores.

De esta forma Porsche despide al 919 Hybrid por la puerta grande, un coche que ha ganado en las 24 Horas de Le Mans los últimos tres años.

Brendon Hartley, declaraba al final de la carrera entre eufórico y entristecido, "es realmente triste para todos nosotros que el LMP1 de Porsche haya acabado su ciclo. Creo que todos nosotros hemos estado disfrutando de cada vuelta en este increíble coche. Lo hemos desarrollado durante los últimos cuatro años. Es increíble de conducir. Es una tracción a las cuatro ruedas, 1.000 CV de potencia con tecnología híbrida. Realmente es una alegría. Queríamos aprovecharlo al máximo y queríamos terminar en lo más alto".