Circuitos

- Josep Viaplana

Triplete de Audi; BMW gana el título de marcas

Jamie Green ha ganado la segunda cita del fin de semana en Hockenheim, prueba en la que ni Miquel Molina ni Dani Juncadella han tenido suerte.

El británico Jamie Green ha ganado la última carrera de la temporada del DTM, en la que los catalanes Miguel Molina (Audi) y Daniel Juncadella (Mercedes) han sido undécimo y duodécimo, respectivamente. Green ha liderado el triplete de Audi junto a Mattias Ekström y Edoardo Mortara, una carrera en la que BMW ha conquistado el título de constructores por tan solo 7 puntos.

Caras conocidas de los grandes premios se han dado cita este fin de semana en el paddock de Hockenheim, como los pilotos de F1 Nico Rosberg y Max Verstappen, el jefe del equipo Mercedes, Toto Wolff, o el flamante tricampeón del mundo de rallies, el francés Sébastién Ogier.

El DTM permite una segunda oportunidad el domingo, día que se celebra una nueva calificación que otorga el orden de salida para la segunda carrera. Con Gary Paffett sumando esta mañana su primera pole en tres años, Miquel Molina ha sido cuarto y Daniel Juncadella decimoctavo después de salir a hacer su vuelta rápida con mucho tráfico.

Brillante victoria de Green, con Ekström protagonizando una espectacular remontada y con Miquel Molina siendo sancionado con un ‘drive through’ cuando ocupaba la quinta posición. El de Lloret tocó ligeramente a Vietoris al colarse entre éste y Tambay, provocando que el primero hiciera un trompo y la consecuencia fue que el piloto de Mercedes se llevó por delante a Tambay.

El campeonato, que consta de nueve meetings, se ha cerrado brillantemente en Hockenheim, donde se especulaba con la posibilidad de que el año próximo se aumente a diez carreras. La décima prueba podría disputarse en la península, barajándose para ello los nombres de los circuitos de Barcelona, Jarama o Porto.