GT

- Redacción

Toyota ya tiene su propio GT4, el Supra

Aunque se trata de un Salón del Automóvil en el que lo habitual es que las marcas presenten modelo de calle, la próxima semana en Ginebra podremos ver algunos interesantes vehículos de competición. Así Toyota acaba de anunciar que presentara el GR Supra GT4 Concept.

La información que adelanta Toyota es que se trata de un Concep Car, es decir Se trata de un estudio de diseño e ingeniería que explora cómo la quinta generación del legendario deportivo, desvelada recientemente, podría desarrollarse para la competición, en concreto para la categoría GT4. Accesible y asequible, sería un coche carreras-cliente que seguiría la línea que dibuja Toyota apoyando al automovilismo de base en todo el mundo”.

Sin embargo, todos podemos ver que se trata en realidad del Cupra GT4 con el que la firma japonesa se adentra en una categoría realmente en alza, al ser un inmejorable escaparate de competición con equipos cliente a precios muchos más moderados que los GT3.

Desarrollado por Toyota Gazoo Racing, se reconoce al instante como un Supra. Mantiene las formas de la versión de carretera, pero con una mayor longitud y menor peso. Se ha agregado un difusor delantero y un alerón trasero especialmente diseñados para GR Supra GT4 Concept con el objetivo de mejorar el flujo de aire alrededor de la carrocería, reduciendo la resistencia y optimizando la carga aerodinámica.

Las llantas de aleación originales han sido reemplazadas por unas de competición OZ, de cinco orificios y en medida 11 x 18. El diseño de las suspensiones, tipo MacPherson delante y multibrazo detrás, también se ha mantenido, pero con la incorporación de resortes, amortiguadores y barras estabilizadoras de competición. La gran potencia de deceleración necesaria para la competición se consigue gracias a los frenos Brembo de alto rendimiento.

Bajo el capó, el nuevo Toyota GR Supra GT4 Concept conserva el motor de gasolina, de 3.0 litros y seis cilindros en línea, con un único turbocompresor, en combinación con una transmisión automática. El rendimiento aumenta gracias a una ECU de competición y unos mazos de cable personalizados. También cuenta con ejes de transmisión y diferencial de deslizamiento limitado desarrollados directamente en la competición.

El habitáculo, sólo con lo necesario, cuenta con jaula antivuelco de gran resistencia, extintor y asiento de competición OMP homologado por la FIA. El prototipo va equipado asimismo con un depósito de combustible específico de competición y un sistema de repostaje rápido.