Resistencia

- Laura Martín

Toyota pretende continuar en el WEC y las 24H de Le Mans

El equipo ha confirmado que estará presente a largo plazo tanto en las 24 Horas de Le Mans como en el Campeonato del Mundo de Resistencia.

Parece que la marca japonesa tiene intención de permanecer en el WEC, al menos así lo ha confirmado el máximo representante del equipo Toyota Gazoo Racing, Shigeki Tomoyama. Estas aclaraciones se han producido en el Salón del Automóvil que está teniendo lugar esta semana en Tokio, donde añadió que continuarán con el programa de LMP1.

Tomoyama dio a conocer la intención de la marca en construir además un coche nuevo para la temporada 2020-2021 del WEC, momento en el que la categoría estrenará sus nuevas reglas, que aún no han sido definidas. Según el directivo: “Una vez que las cosas se calmen vamos a tomar una decisión. Probablemente continuaremos compitiendo en una categoría de primer nivel que están planteándose crear”.

Al mismo tiempo que confirmaban su participación en el WEC, anunciaban su nueva sub-marca con Gazoo Racing, bajo la que venderán coches de gran rendimiento, como el Supra de nueva generación. Por eso, se ha visto retrasada su intención de competir con el ya existente TS050 Hybrid en la temporada 2018-2019, que incluye una doble cita en Le Mans y carreras en invierno. 

La marca está a expensas de la confirmación del reglamento de la próxima temporada para los LMP1 privados, a quienes de les ha prometido igualdad por parte de la FIA y el Automobile Club de l’Ouest, responsables de crear las reglas para el WEC y Le Mans. El plan inicial es darles a los coches híbridos oficiales, es decir, a los Toyota, una ventaja de consumo de combustible equivalente a una vuelta en Le Mans. Pese a ello, no pueden confirmar su permanencia en el campeonato hasta conocer el reglamento definitivo a finales de este año.

Esta situación nos lleva inevitablemente a pensar en Fernando Alonso, quien está buscando nuevos retos fuera de la Fórmula 1. El asturiano correrá en enero del año que viene las 24 Horas de Daytona, que le servirían de entreno perfecto de cara a la posibilidad de participar en Le Mans, donde debutaría de la mano de Toyota.