Turismos

- Redacción

El coche de Ogier, preparado para el DTM

El piloto francés disputará las carreras de la reunión del DTM en Red Bull Ring con un Mercedes C63, como invitado de la marca como antes lo fueron Ekstrom y Zanardi con Audi y BMW.

Tal y como hicieron en su día otros pilotos de rallye como Walter Rorhl y Marku Alen, Sébastien Ogier probará en el Campeonato de Turismos Alemán con Mercedes, al haber sido invitado por la marca para la reunión de Spielberg.

El coche, con sus colores, ya se ha dado a conocer a los medios, y el piloto estuvo probando la unidad hace pocos días, cuando extrajo algunas conclusiornes, "Esta será una experiencia muy emocionante y divertida para mí, el DTM es algo completamente nuevo, y estoy tratando de aprender tanto como sea posible cada vez que subo al coche. Es una oportunidad para ampliar los horizontes de mi carrera y obtener más experiencia. Hasta ahora no he pilotado habitualmente en pistas permanentes, sólo un par de veces al volante de un GT. Un coche del DTM es obviamente más rápido. Por supuesto, no puedo esperar ser competitivo de inmediato. Espero un primer fin de semana difícil, donde mi objetivo será mantenerme en el ritmo de los otros pilotos tanto como me sea posible".

Alex Zanardi, invitado por BMW en la última reunión de Nurburgring, consiguió finalizar en quinta posición en una de las carreras. Un listón bastante alto para el pentacampeón del WRC.