Circuitos

- Redacción

Primera piedra del Circuito del Motor de Tenerife

El presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, y el administrador de Onda Rossa y director general de Axia, Riccardo Ferretti, colocaron la primera piedra del anhelado y deseado, desde hace ya casi 50 años, Circuito del Motor de Tenerife

El presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, y el administrador de Onda Rossa y director general de Axia, Riccardo Ferretti, colocaron la primera piedra del anhelado y deseado, desde hace ya casi 50 años, Circuito del Motor de Tenerife, instalación ubicada en el municipio de Granadilla de Abona, en la zona sur de la isla.

El acto también contó con la presencia del recientemente nombrado director del circuito, Walter Sciacca, así como del presidente de la Federación Tinerfeña de Automovilismo, Benito Rodríguez.

Estará muy próximo al conocido tramo de rallyes de Atogo, además de a escasos kilómetros del Aeropuerto Tenerife Sur Reina Sofía y del futuro Puerto de Granadilla. Las obras son ejecutadas por la empresa Axia S.R.L., mientras que Onda Rossa S.L. será la encargada de gestionar la instalación durante un período de 35 años, prorrogable por otros cinco años. El plazo de ejecución de los trabajos del circuito es de 21 meses.

El proyecto constructivo del Circuito del Motor de Tenerife supone una inversión privada de 23,6 millones de euros, aproximadamente, de los cuales 21,2 se destinarán a la construcción del circuito, mientras que 2,4 se utilizarán para la realización del acceso Norte.

La empresa adjudicataria invertirá 4,2 millones de euros en el equipamiento, a los que hay que sumar otro millón en mejoras, entre las que se incluye la sala de control, cámaras de seguridad de circuito cerrado, tramos de muro y reja perimetral y gradas modulares y elementos prefabricados.

Características del trazado

El circuito de asfalto es el elemento principal y, por sus requerimientos, la zona de mayor dimensión de toda la instalación con una superficie aproximada de 350.000 metros cuadrados. En cuanto a su diseño, obedece al nuevo concepto de este tipo de instalaciones, así como a los últimos criterios en seguridad y la actual normativa editada por la Federación Internacional de Automovilismo (FIA). En ese sentido, tanto el paddock como las instalaciones anexas se ubican fuera del recinto del trazado.

El circuito consta de varias conexiones de pista que permiten conseguir una gran variedad de trazados alternativos e incluso simultanear varios de ellos. El trazado principal se ha diseñado para ser susceptible de conseguir la Homologación de Licencia T1-FIA y subsiguientes.

La pista presenta una longitud total de 4.067,95 metros (recta principal de 819 metros), con radio mínimo de 31 m en la tercera apurada de frenada. Cuenta con diez curvas a izquierdas y cinco a derechas, y el sentido de la circulación es contrario a las agujas del reloj.

La velocidad punta estimada según los cálculos realizados por simulación para un F1 es de 310,59 km/h a final de recta. Por otra parte, la velocidad mínima es de 91,45 km/h, en coincidencia con el radio mínimo anteriormente citado. La simulación de velocidades realizada según la trayectoria teórica para un F1 da como resultado un tiempo por vuelta de 1 minuto y 20 segundos, con una velocidad media de 180,19 km.

Se han proyectado un total de seis conexiones de pista, de las que se obtienen un total de nueve variantes, incluido el circuito principal. Estas conexiones permiten a su vez realizar carreras simultáneas, con un total de siete opciones distintas. El Circuito del Motor de Tenerife se completa con la zona de paddock, edificaciones e instalaciones y áreas complementarias.