Resistencia

- Redacción

Nel Jani: “No fue una carrera, fue una procesión”

Cuarto clasificado de las 24 Horas de Le Mans a bordo de uno de los Rebellion junto a André Lotterer y Bruno Senna, Nel Jani ha declarado que esta edición de la prueba francesa ha sido “la más aburrida” de las diez en las que ha tomado parte.

Ganador en 2016 con el Porsche oficial acompañado por Marc Lieb y Romain Dumas, Nel Jani ha participado en esta edición con uno de los Rebellion. Cuarto clasificado al final (su coche fue superado por el de sus compañeros Laurent-Beche y Menezes), debido a diversos problemas, como el toque que se dio Lotterer en la salida y una puerta que no cerraba al final de la carrera, el suizo ha realizado estas declaraciones a la revista británica Autosport.

Los Rebellion acabaron la carrera a 12 y 13 vueltas de los ganadores y tal fue la ventaja del ritmo de Toyota de que estaba a 1m10s del Rebellion en el tercer puesto después de solo una hora de carrera y dobló a ese coche en la tercera hora.

Jani, que compartió el cuarto coche con Bruno Senna y André Lotterer, dijo a Autosport que la gran diferencia con los Toyota, especialmente en el tráfico, hizo que la carrera fuera particularmente tediosa.

"En una vuelta clara con cero tráfico, tal vez estemos a dos segundos de distancia [de Toyota], pero el problema es que en el tráfico los híbridos son mucho más rápidos para adelantar (a los coches doblados)", explicó Jani.

"Ha sido la carrera más aburrida que he hecho (aquí) hasta ahora. Hemos tenido carreras increíbles en los últimos cinco años, así que está bien tener uno aburrido en algún momento. Todos están contentos por Toyota, pero al final no fue una carrera. Fue una procesión".

Lógicamente no dejan de ser unas declaraciones sorprendentes las del piloto suizo.