Turismos

- Claudio Luna

La Nascar se abre a Alonso

El piloto español ha llevado a cabo el esperado intercambio de coches con Jimmie Johnson, piloto de la Nascar americana, en el Circuito de Bahrein.

Desde hace varias semanas ya se conocía que Fernando Alonso se subiría a un coche de la Nascar después de la última carrera de Fórmula 1 de la temporada. Concluido el Gran Premio de Abu Dhabi, y liberado de la máxima categoría, el español ha empezado a hacer cosas que realmente le atraen.

Lo primero ha sido aceptar el reto de subirse a un coche de la Nascar. Pero vendrán más retos a lo largo de 2019 según propias palabras de Alonso. Se trata del coche de Jimmie Johnson, pluricampeón del campeonato americano (7 títulos le contemplan), que se presentó en Bahrein con su Chevrolet Camaro para intercambiarlo con el McLaren Renault de Fernando Alonso. El asturiano dio sus vueltas con el coche número 48 de Johnson, y el americano se subió en el monoplaza número 14 de Alonso.

Aunque Fernando aseguró que esta prueba “solo es pura diversión”, lo cierto es que en el continente americano estarían encantados de tener a un piloto como él en su campeonato.