Resistencia

- Redacción

Molina marca el ritmo en LMGTE Pro

El piloto español de Ferrari fue el más rápido de su categoría, llevando el 488 GTE Evo a lo más alto de la clasificación. Los Toyota volvieron a dominar en la segunda y última jornada de tests en el Circuit.

El Circuit de Barcelona-Catalunya bajó el telón a la pretemporada del FIA World Endurance Championship. El WEC Prologue despidió de España tras 16 horas de actividad en pista y centenares de vueltas completadas por cada uno de los 30 equipos participantes. Si las miradas estaban ya puestas en los vigentes campeones, todo parece indicar que la octava temporada del FIA WEC tendrá unos protagonistas similares. El Toyota Gazoo Racing abandona Barcelona con el mejor tiempo de los ensayos, fijado en un 1.19.141 con el Toyota TS050 #7 pilotada por Mike Conway, Kamui Kobayashi y ‘Pechito’ López.

A escasas milésimas del coche número 8 terminaron sus compañeros de equipo. Buemi, Nakajima y Hartley (#8) han sido segundos gracias al 1.29.187 marcado por Hartley. Por la mañana, las posiciones se han repetido, aunque los registros han sido más de medio segundo más lentos. Los de Toyota también han sido los que más han aprovechado estos entrenamientos, y sumaron 251 vueltas con el coche 7 y 257 con el número 8.

La octava temporada del certamen mundial promete una lucha interesante entre los dos Toyota, en la que sólo parece poder acceder, de momento, Rebellion Racing. Felipe Nasr, Bruno Senna y Gustavo Menezes han sido los terceros más rápidos del día, a más de dos décimas de la mejor vuelta de López.

En la categoría LMP2, se vieron algunos cambios. El Racing Team Nederland (Van Eerd, Van der Garde, De Vries, Van Uitert) tomaron la iniciativa en detrimento del equipo de Zak Brown, United Autosports, que ayer fue el mejor y esta tarde ha sido segundo. Giedo Van der Garde estableció un 1.31.659 como crono de referencia. Por la mañana, el Cool Racing también comenzó a mostrar sus cartas. Nicolas Lapierre, Antonin Borga y Alexandre Coigny llevaron el Oreca hasta la segunda posición con un 1:31.716.

En cuanto a los GT’s, los participantes de LMGTE Pro solo salieron a rodar por la mañana. Miguel Molina no dio lugar a confusión, el piloto de casa dejó claro que su rendimiento en la octava temporada del WEC puede ser brillante. Acompañado por Davide Rigon, el dúo del AF Corse parece tenerlo todo bajo control con el Ferrari 488 GTE EVO. El tiempo más rápido lo establecieron ellos parando el cronómetro en 1.43.593. La otra unidad de la escuadra italiana (Calado, Pier Guidi) fue tercera, viéndose sobrepasada por el equipo Porsche GT Team.

Algo similar sucedió en la categoría LMGTE Am, en la cual solo tres equipos arrancaron sus motores por la tarde, aunque no mejoraron los registros de la primera mitad del día. El Team Project 1 (Perfetti, Heinemeier Hansson, Cairolli, Bergmeister) terminó en lo más alto de la tabla con su tiempo de 1.44.467.