Turismos

- Kevin Muñoz

Mick Schumacher emuló a su padre y probó el Mercedes del DTM

El hijo del siete veces campeón del mundo de Fórmula 1 pudo disfrutar de su primera experiencia al volante del coche de la estrella.

Siguiendo los pasos de su padre y de su tío. Mick Schumacher hizo su debut al volante de un Mercedes-AMG C63 DTM en el Circuito de Nürbugring. El joven piloto alemán, que esta temporada disputa el Campeonato de Europa de Fórmula 3 – está clasificado en la cuarta posición -, no perdió la ocasión de subirse al coche germano con el que la marca de la estrella está dominando la temporada.

De este modo, Schumacher emuló a su padre Michael, que a principios de los noventa disputó varias carreras con Mercedes antes de dar el salto a la Fórmula 1. Su tío, Ralf, también fue un habitual del campeonato germano tras su retirada de la categoría reina, por lo que Mick no perdió la oportunidad de rodar con el C63.

El futuro inmediato del hijo del siete veces campeón del mundo de Fórmula 1 pasa más por la Fórmula 2, ya que la retirada de Mercedes al término de la presente campaña del DTM dejará muy pocos volantes libres en 2019.