Turismos

- Juan Manuel Fernández Pellón

Mercedes puso a punto su C63 AMG DTM en Portugal

El equipo Mercedes-AMG DTM estuvo durante tres días en el circuito de Portimao realizando un completo programa de test de cara a la nueva temporada DTM 2017.

El nuevo año trae importantes modificaciones: más potencia en los motores, menos carga aerodinámica, un nuevo sistema DRS así como unos neumáticos más blandos. Todas las evoluciones y modificaciones tienen que ser presentadas antes del día 1 de marzo, fecha de homologación de los nuevos coches del DTM.

Gary Paffetf fue el primer piloto en subirse al Mercedes-AMG C63 DTM y comentaba “siempre es bueno el volver a pilotar el coche, y más tras un invierno tan largo. Hemos hecho mucho kilómetros y hemos recogido mucha e importante información, realizamos stints cortos y largos, sobretodo buscando información de los nuevos neumáticos, también utilizamos varios setups para ver variaciones en el comportamiento del coche. Todo ha funcionado perfectamente pero aún tenemos mucho trabajo por hacer.”

Durante las tres jornadas de test los tres pilotos Mercedes realizaron un total de 448 vueltas al circuito de Portimao. El director de Mercedes-AMG DTM, Ulrich Fritz se mostró satisfecho tras estos tres días de pruebas, y comentaba: “Tenemos el plazo de homologación muy cerca, el objetivo de estos días era el realizar el mayor número de kilómetros posibles y probar cosas nuevas. Hemos realizado más de 140 vueltas diarias. Ahora lo importante es sacar buenas conclusiones de los datos recopilados.”

A pesar de que la fecha de homologación es el 1 de marzo, el trabajo para el equipo Mercedes no se detiene. Por el contrario, los preparativos para la próxima temporada continúan a buen ritmo en la fábrica de Affalterbach. Los próximos test se llevarán a cabo del 13 al 16 de marzo en Vallelunga (Italia).