Circuitos

- Redacción

Lorenzo y Dovizioso, también a 4 ruedas

Los dos pilotos de Ducati Corse, y embajadores de Cupra, probaron el coche de carreras de la marca española, asesorados por Jordi Gené y Pepe Oriola.

Andrea Dovizioso y Jorge Lorenzo, dos de los pilotos más rápidos en MotoGP, y oficiales de Ducati Corse se subieron al Cupra TCR en el Circuito de Castellolí, aparcando por unos momentos sus motos para divertirse con un vehículo de cuatro ruedas.

Como apasionados de la competición, italiano y español no dudaron en aceptar la invitación de Cupra para probar el coche de la categoría TCR. Ambos se subieron al coche en el Circuito de Castellolí, bajo la atenta mirada de Jordi Gené y Pepe Oriola, dos pilotos relacionados íntimamente con la marca española, y que actuaron de “profesores” de los motociclistas.

Ambos pilotos coincidieron en afirmar que, aunque  no circulen inclinando sus cuerpos sobre el asfalto, sienten casi la misma adrenalina. “El Cupra TCR es realmente muy potente, me gusta la sensación al conducirlo“, afirmó el italiano mientras ponía a prueba los 350 CV y el motor TSI 2.0 en la pista. “Es muy ligero y puedes ser agresivo en las curvas”, destaca. “Sigue muy bien las curvas, notas que el coche te acompaña. Tiene mucha estabilidad en frenada”, apuntó por su parte el tricampeón del mundo de MotoGP.

 “Es un cochazo”, sentenció Lorenzo tras acabar el recorrido en el circuito y bajar del Cupra TCR. “Llevo desde los tres años montando en moto, ¡es mucho tiempo! Para mí, probar un coche como éste es algo nuevo y muy divertido”, comentó sobre la experiencia.