Monoplazas

- Kevin Muñoz

La lluvia retrasa la repesca de Fernando Alonso

El líquido elemento es el protagonista e impide a los seis participantes en el 'Last Row' a jugarse los tres últimos puestos de la parrilla de las 500 Millas de Indianápolis.

A la espera. De momento, Fernando Alonso y sus cinco rivales que se jugarán las tres últimas posiciones de la Indy500 deberán aguardar a que mejore la climatología en el circuito de Indianápolis.

La lluvia, de forma esporádica, ha hecho acto de presencia en el oval americano y ha impedido a los pilotos a disputar el ‘Last Row’, la repesca en la que se decidirán los tres últimos clasificados de la clásica prueba norteamericana.

Pese a que varios coches equipados con turbinas han rodado sobre el circuito para secar el asfalto, la lluvia posterior –que ha caído con mayor intensidad- ha obligado a cancelar la sesión hasta nuevo aviso.

De no poderse disputarse en la jornada de hoy, la repesca en la que el piloto español de McLaren buscará la clasificación para su segunda participación en las 500 Millas de Indianápolis se celebraría mañana.

De persistir la lluvia hoy, si no se llevaría a cabo es el ‘Fast 9’, la súper pole en la que los nueve pilotos más rápidos en la sesión de clasificación de ayer pelearían por la primera plaza. De este modo la primera posición se la adjudicaría Spencer Pigot.