Circuitos

- Redacción

Gené prueba el Cupra e-Racer

El piloto español se puso al volante del coche eléctrico para continuar con el desarrollo del vehículo de cara a su próximo debut en competición.

El Circuito de Castellolí (Barcelona) fue el escenario elegido por Cupra para realizar nuevas pruebas de su modelo eléctrico de carreras, el e-Racer, al volante del cual se situó el piloto catalán Jordi Gené, un hombre ligado a la marca desde hace muchos años, y que tantos éxitos cosechó en el WTCC con el Seat León.

Cupra aspira a tener su propia categoría de turismos dentro del TCR para el año 2020, y para ello está desarrollando el coche eléctrico a toda velocidad. En Castellolí las pruebas se centraron en probar la potencia máxima de los motores, así como la gestión de energía frente a la temperatura de todos los elementos. Jordi Gené destacó tras los test que, “la aceleración es impresionante, y el centro de gravedad, al tener las baterías muy bien repartidas, hace que la sensación de pilotaje sea mejor de lo esperado. Solo tenemos margen de mejora en las frenadas, puesto que se nota que es un coche más pesado y es complejo detenerlo con precisión”.