Circuitos

- Redacción

El Ford GT40 será la estrella de la 1ª edición de Espíritu del Jarama

Faltan más de 8 meses para su celebración y la primera edición de Espíritu del Jarama empieza a perfilar sus líneas maestras. Y como no podía ser de otro modo, fiel a la sensibilidad hacia los grandes hitos del motor de la que siempre hace gala el organizador, Escudería Targa Iberia, Espíritu del Jarama anuncia uno de los grandes acontecimientos del evento: El homenaje a la primera victoria del Ford GT40 en las 24 Horas de Le Mans de 1966, conseguida hace justo 50 años.

Este icono que revolucionó las carreras de los vehículos Sports en la segunda mitad de los 60, recibirá todos los honores que en la pista de Madrid lucirán de un modo espectacular. Se prevé que una decena de unidades de GT40, algunos con un palmarés deportivo de ensueño, efectúen un encuentro en el que la propia pista tendrá una parte importante de protagonismo, con un desfile nunca visto hasta la fecha en el Jarama.

La primera edición de Espíritu del Jarama, que se celebrará del 14 al 16 de octubre próximos, será un evento que al mismo tiempo significará la vuelta de la historia en su más alto concepto al primer gran circuito convencional construido en España, tras el oval de Terramar. Siendo un evento para todos los públicos, similar en formato y contenido al exitoso Espíritu de Montjuïc, en Espíritu del Jarama estarán también todas las categorías de motor sport histórico más importantes del momento.

De la mano de Masters Historic Racing: FIA Historic Formula One, FIA Historic Sports Cars, GT, Turismos, Classic & Legend Series de V-Line, además del CER y la Fórmula 4 Spain. El evento estará muy cuidado en todos los detalles, ya que en el paddock habrá un sinfín de actividades y entretenimiento para todos los públicos, que consolidarán a Espíritu del Jarama como uno de los festivales familiares y de motor más importantes del sur de Europa.

Ford GT40, un icono del automovilismo

A principios de 1963, Ford Advanced Vehicles (FAV), división ubicada en Slough, Inglaterra, empezó a desarrollar la primera unidad de uno de los coches que en pocos años se convertiría en uno de los más míticos y admirados de todos los tiempos: el Ford GT40. Aquel mismo año salió la primera unidad pero no fue hasta tres años después cuando el GT40 alcanzó el gran triunfo que supuso el inicio de una trayectoria invencible en cuatro ediciones consecutivas de las 24 Horas de Le Mans.

Concentración Ford GT40 en Espíritu de Montjuïc 2013

El Ford GT40 nació en realidad como respuesta al dominio de la Scuderia Ferrari en las 24 horas de Le Mans y como “vendetta” a la negativa de Il Commendatore de vender Ferrari a la multinacional americana. Después de varios años de fracasos y desarrollo del vehículo, Ford, bajo la dirección de Carrol Shelby y con un Ford GT40 MK II (motor V8 de 7.0 litros) pilotado por Bruce McLaren y Chris Amon, consiguió por fin ganar las 24 Horas de Le Mans de 1966.

Espíritu del Jarama celebrará por todo lo alto el 50 aniversario de esta primera victoria del GT40 en Le Mans, hito que en realidad fue aún más grandioso ya que significó un sorprendente triplete de tres unidades idénticas ¡todo el podio ocupado por los GT40! El homenaje que se prepara en el Jarama se concretará en una reunión de GT40 llegados para la ocasión desde distintas partes del mundo, unidades originales y algunas de ellas con un pasado glorioso en competición, una ocasión única para admirar de cerca, en el paddock pero también viéndolos rodar en la pista, una auténtica flotilla de distintas versiones del GT40.

Esta celebración coincide con el regreso oficial de Ford Motor Company en las competiciones de 2016, en concreto con el Ford GT del equipo Ford Chip Ganassi Racing en el WEC (FIA World Endurance Championship) y en el campeonato norteamericano IMSA, en ambos casos en la categoría GT Endurance Pro-Class.

Sobre Espíritu del Jarama

Espíritu del Jarama quiere convertirse en el revival del motor referente y pionero en la capital y zona centro de España, a similitud de cómo lo ha sido el evento de similares características celebrado durante cinco años en el Circuit de Barcelona-Catalunya, siendo una cita imprescindible para los aficionados y el marco donde recibirán su homenaje los coches, pilotos o personas que hace muchos años rodaron o trabajaron en la gloriosa pista madrileña, en cuyas curvas se han vivido momentos históricos que Espíritu del Jarama paulatinamente irá recordando.

Espíritu del Jarama será un evento que se define como un museo al aire libre que tiene como objetivo hacer rememorar y evocar el ambiente y la competición que desde la inauguración de la pista, en 1967, han tenido sus múltiples y variadas carreras. La historia se escribió en el circuito del Jarama y en el mismo circuito del Jarama será donde se recordará y celebrará.

Sobre Escudería Targa Iberia

En abril de 2011, Espíritu de Montjuïc organizó el primer revival del motor de nuestro país y en sólo 5 años este evento se ha convertido en uno de los más importantes de Europa. Tras este tiempo, Espíritu de Montjuïc ha cambiado de nombre para convertirse en Escudería Targa Iberia (www.targaiberia.com), una empresa española dedicada a la organización y asesoría en eventos de motor con más de 10 años organizando grandes acontecimientos para acercar al público lo que más apasiona de este deporte: las carreras, los vehículos clásicos y exclusivos, la competición… para que los aficionados y el público en general lo vivan y disfruten tal como lo hace Escudería Targa Iberia.

Los festivales organizados por Escudería Targa Iberia están pensados para que todos los públicos, sin distinción de edad ni sexo, disfruten de un espectáculo único, donde el motor es el eje central, pero con un gran contenido adicional de entretenimiento, orientado a toda la familia y especialmente a las nuevas generaciones y a los más pequeños, de modo que éstos se conviertan en los aficionados del futuro, disfrutando de una afición gratificante que arraiga y permanece en ellos toda la vida. Estos espectáculos son auténticos museos de la competición donde disfrutar de vehículos míticos en acción, pudiendo contemplarlos sin barreras, ¡como en las carreras de antaño!