Circuitos

- Redacción

Ford GT MK II sin restricciones, todo un misil

Diseñado exclusivamente para su uso en circuito, el nuevo vehículo de Ford es la continuidad a la saga GT, pero limitado en 45 unidades.

El deportivo ha sido desarrollado por Ford Performance y Multimatic, y se trata de una versión ideada únicamente para su uso en circuitos dada su exclusividad y potencia.

Con 3.5 litros de cilindradas y unos 700 CV de potencia, el Ford GT MK II ha sido diseñado sin tener en cuenta las normativas, regulaciones y limitaciones de las competiciones del motor. Ya está disponible para un reducido número de elegidos, aquellos 45 que puedan desembolsar 1,2 millones de dólares, su precio de venta al público.

"El GT Mk II da rienda suelta a todo el potencial del Ford GT sin ninguna limitación de rendimiento dictada por los organismos reguladores de las competiciones de motor", ha afirmado Hau Thai-Tang, jefe de desarrollo de producto y oficial de compras de Ford. "Es lo más cercano que los usuarios de un GT pueden acercarse a las victorias en Le Mans, a la emocionante sensación de cruzar la línea de meta en un Ford GT".

"Aún no se han visto totalmente la verdaderas prestaciones del GT", ha asegurado el director técnico de Multimatic, Larry Holt. "El modelo para carretera está obviamente limitado por los numerosos requisitos de homologación global que debe cumplir, y el coche de carreras está sujeto a la restricción del temido Balance de Rendimiento, lo que resulta en una reducción de potencia de 150 caballos con respecto al coche de carretera. El Mk II responde a la pregunta habitual de cómo se comportaría el modelo sin restricciones, y la respuesta es espectacular".

Construido en Markham, Ontario, la preparación del Mk II comienza en la planta principal de Ford GT antes de ser transferido a una instalación especializada en Multimatic Motorsports, donde es convertido en el Ford GT Mk II.

El Ford GT Mk II se centra en las mejoras aerodinámicas y de motor y comparte características clave tanto con el superdeportivo GT de carretera como con el GT de competición. Muchos de sus componentes han sido probados en las carreras de resistencia más exigentes del mundo.

El gran alerón trasero doble supera lo que el Ford GT ofrece en términos de carga aerodinámica. Se ha incorporado un nuevo splitter y un difusor delantero de competición, junto con nuevas lamas de ventilación y deflectores, que ayudan a equilibrar la carga aerodinámica trasera adicional.

Estos agresivos cambios aerodinámicos permiten que el GT Mk II genere más de un 400 por cien más de carga aerodinámica que el Ford GT, mientras que los elementos aerodinámicos fijos junto con su suspensión puesta a prueba en competición y los neumáticos de competición Michelin Pilot Sport permiten al coche contar con más de 2 G de agarre lateral.

El GT Mk II también es más ligero y más ágil. Se han eliminado la altura ajustable y los modos de conducción, lo que proporciona un ahorro de peso de más de 90 kg, mientras que los amortiguadores DSSV ajustables de 5 vías trabajan con una altura fija para mejorar la conducción y mantener el Mk II lo más eficiente posible desde el punto de vista aerodinámico.

El Ford GT Mk II cuenta con el motor EcoBoost de 3.5 litros equipado en las versiones del Ford GT de competición y carretera, pero como el Mk II no está limitado por ninguna normativa de competición, es capaz de generar 200 caballos más que el modelo de carreras, lo que convierte al Mk II en la versión más potente del Ford GT. El EcoBoost de 3.5 litros cuenta con la misma transmisión de doble embrague de siete velocidades del Ford GT, pero ha sido calibrado especialmente para esta versión exclusiva para circuito.

El aumento de la potencia del motor se combina con una mayor potencia de frenado. El Mk II ofrece un rendimiento de frenado superior al del GT de competición equipando los frenos cerámicos de carbono del modelo de calle, incluidos los frenos delanteros Brembo de 15.5 pulgadas y los traseros de 14.1 pulgadas. Las exclusivas llantas de aluminio forjado de 19 pulgadas cubren los enormes frenos con neumáticos Michelin Pilot Sport GT de probada eficacia.

El Ford GT de fabricación en serie, que fue presentado en Goodwood en 2017, es el turismo Ford más avanzado y exclusivo de todos los tiempos, limitado a volúmenes no superiores a 250 unidades al año a nivel mundial.

Construido para las 24 Horas de Le Mans, el Ford GT de competición ha sido un gran éxito para Ford, imponiéndose en la clase GTE Pro en Le Mans en su primer intento en 2016, exactamente 50 años después de la primera de las cuatro victorias consecutivas del Ford GT40 en Le Mans.

 

Ford finalizó su competitivo programa de competición de GT en el Campeonato Mundial de Resistencia de la FIA en Le Mans de 2019 en la clase GTE Pro. Los Ford GT continuarán corriendo durante el resto de la temporada IMSA, que culmina en Road Atlanta en octubre.

El GT Mk II hace su debut público compitiendo en la clase Supercar en el Festival de la Velocidad de Goodwood y será vendido directamente a los clientes por Multimatic.