Circuitos

- Redacción

¿Y si Ferrari volviera a Le Mans?

El hecho de que Fernando Alonso sea el invitado para dar este sábado al salida a las 24 Horas de Le Mans ha dado mucho que hablar sobre el regreso de Ferrari a Le Mas con un vehículo de la máxima categoría.

En 2009 Luca de Monzemolo ya fue invitado por el Automóvil Club del Oeste (ACO) a dar la salida de la carrera y el italiano de deshizo en elogios hacia esta prueba. Ahora se ha sabido que la rueda de prensa en la que presuntamente se podía anunciar la llegada de una nueva marca a Le Mans, en realidad será la presentación de un nuevo acuerdo entre el ACO y la FIA.

Por si fuera poco hoy la página web de Ferrari recuerda la victoria de la Scuderia en esta carrera en el año 1961 en la que coparon el podio con sus coches, resultando vencedores enl belga Olivier Gendebien y el estadounidense Phil Hill,

Así rememora Ferrari aquella carrera:

El 10 y 11 de junio de 1961 se disputaron las 24 Horas de Le Mans. Ferrari era la gran favorita para la clásica carrera de resistencia. No menos de once coches de Maranello se inscribieron, cuatro de ellos bajo la insignia oficial de la Scuderia. Se trataba de dos 250 TRI/61 para las parejas formadas por el belga Olivier Gendebien y el estadounidense Phil Hill, y por el británico Mike Parkes y el belga Willy Mairesse; de un 250 GT SWB EXP para el francés Fernand Tavano y Giancarlo Baghetti; y de un Dino 246 SP con el alemán Wolfgang Von Trips y el estadounidense Richie Ginther al volante.

En clasificación, la pole fue para este último coche; hasta seis Ferraris se encontraban ocupando las primeras siete posiciones de la parrilla, siendo el “intruso” un Maserati Tipo 63 de Bruce McLaren y Walt Hansgen, tercero en la clasificación.

Ferrari dominó la carrera por completo; Gendebien y Hill ganaron con una media de 186,524 km/h, completando 333 vueltas (4476,5 kilómetros). Segundo fue el otro 250 TRI/61 de Parkes-Mairesse, a tres vueltas, mientras que en el tercer peldaño del podio apareció el 250 GT SWB inscrito y pilotado por el belga Pierre Noblet y el francés Jean Guichet, que también ganó en GT de hasta 3000 cc de cilindrada.